La Diócesis autoriza el traslado en andas de las imágenes que participarán en la exposición de la Catedral

Las cofradías ven cada vez más cerca recuperar el culto externo. En este impás de vacunación y caída de las medidas impuestas por la pandemia, el Centenario va a recibir todos los focos de la actualidad cofrade este verano. Esta semana la Agrupación de Cofradías ha dado un paso más anunciado oficialmente el acuerdo que ha llegado con la Diócesis para que las cofradías que participen en la exposición «El verbo encarnado» puedan trasladar a sus imágenes en andas hasta la Catedral.

Este anuncio cobra aún más relevancia por el momento en el que se da. Actualmente el Obispado tiene desautorizadas todas las actividades de culto público para las cofradías. Esta primera concesión supone ya un punto de partida para ir recuperando progresivamente la normalidad en cuanto a traslados y procesiones en la calle se refiere.

La filosofía de este acuerdo va a seguir la lógica de la situación: evitar grandes aglomeraciones de gente. Así, las imágenes participantes podrán celebrar estos traslados a primera hora de la mañana, como si de un Rosario de la Aurora se tratase. Además, deberán tomar el recorrido más corto y no contarán con un cortejo de procesión alrededor. De aquí se deduce igualmente que está descartada la participación de bandas de música en el recorrido.

En las próximas semanas se espera que se anuncien más detalles y que las cofradías confirmen oficialmente -con sus hermanos en Cabildo o en Junta de Gobierno- la participación de sus titulares en los actos del Centenario.