Curro Marmolejo: «Hay un interés por desligar la religión de la Semana Santa y convertirla en una fiesta»

Curro Marmolejo, presentador de televisión | Facilitada por Curro Marmolejo

Los medios de prensa juegan un papel fundamental en el mundo cofrade actual, pero con la expansión de las redes y la aparición de los influencers cofrades, ¿qué papel le queda a la televisión? Analizamos la actualidad de la prensa cofrade y mucho más con Curro Marmolejo, presentador de 101 Televisión, mayordomo y cofrade.

“Desde diciembre del año pasado estoy haciendo un programa cofrade en Benalmádena, ya vamos por diez programas. Aún no sé qué haré esta Semana Santa, si colaboraré en Málaga o haremos alguna retransmisión desde Benalmádena. Yo lo seguiría haciendo, es un trabajo pero también es un servicio público y yo encantado”

¿Cómo es vivir una Semana Santa detrás de un monitor?

“Es duro, no es lo mismo que vivirla a pie de calle y moverte. Hay que cambiar el chip y mostrar los mismos sentimientos y emociones, pero fijándote en una pantalla. Solo puedes ver muy pocas cuando termina el programa, es que estás concentrado diez horas. A mí me llegó esto por casualidad, en 2021 contactaron conmigo desde 101 para hacer unos pequeños reportajes sobre iglesias de la ciudad. Les gusté y de ahí me convertí en colaborador de Guion y en 2022 a retransmitir la Semana Santa. Yo aprendí mucho de mis compañeros, sobre todo la idea de que hacemos un servicio público a las personas que no pueden estar en la calle.” 

Hay quién mirando a Sevilla, critica que nuestros medios de prensa no están al mismo nivel. ¿Lo compartes?

“En principio sí. En Málaga, los únicos que apuestan por la información cofrade durante todo el año son las televisiones. Las radios y la prensa escrita solo se acuerdan en Cuaresma, en Sevilla hay columnas todas las semanas. También que hay que ver si a las empresas les renta hacer información cofrade, a las televisiones parece que sí les renta, pero a otros parece que no. En ese aspecto, nos llevan un adelanto enorme”

¿De qué nos podemos sentir orgullos y presumir los malagueños?

“Nuestra Semana Santa es única, junto con Cádiz y poco más mantenemos nuestra propia esencia y resistimos a la globalización cofrade de las trabajaderas. Somos herederos de nuestras procesiones suntuosas en los años 20, del crecimiento de los tronos en tamaño y de cómo resurgimos después de perder casi todo en los 30. Tenemos que sentirnos muy orgullosos de nuestra forma de sentir.”

¿Nos llevan también un adelanto en cultura cofrade?

“Por supuesto. Saben lo que es ser cofrade desde chiquitito, tienen claro que hay que pertenecer a la cofradía de tu familia o de tu barrio, que si eres nazareno morirás nazareno. Esa cultura la tenemos que aprender, hace falta formación para decir que el hábito nazareno no es un disfraz. Cuando ves por las calles jóvenes con la túnica sin capirote lo que uno piensa es si lo hacen para que los vean.”

Curro Marmolejo en uno de sus reportajes | Facilitada por Curro Marmolejo

Hablemos un poco del mundo del varal, ¿ya no te queda mucho no?

“Me quedan tres años sacando la Virgen de los Dolores antes de que me jubilen. Yo soy de la opinión de que un tío de 50 años está bragado y sabe cómo sacar un trono. Alguien más joven puede ser muy alto, pero aún no saber cómo ponerse en un varal y cuando meter más o menos fuerza. Mientras uno esté físicamente bien, se tiene que retirar cuando sienta que ya no puede trabajar en condiciones debajo de un varal. Lo de los 50 años no lo veo, hay algunas cofradías que ya lo están alargando.”

“Hay bastante fanatismo. Hay gente que no le importa lo que vayan a sacar, si tú eres de un capataz vas con él a donde sea. Luego cuando el capataz se pelea con la Junta de Gobierno, te vas y abandonas la hermandad. Eso hace mucho daño sobre todo a las cofradías jóvenes. La otra pata que falla es la del fan de banda, sacar un trono porque lo acompaña una banda determinada. De nuevo es gente a la que le da igual lo que llevan encima.”

¿Cómo ves ese mundo del varal hoy en día?

“Estoy viendo una peligrosa moda con los ensayos. Yo los veo bien, hace diez años ya lo hacíamos en el Monte Calvario. Pero ahora parece que si no los haces eres un apestado. También veo una peligrosa moda del amor a los varales y a los kilos, parece que lo que importa es llevar los kilos y da igual lo que lleves arriba. Se está perdiendo el sentido de lo que hacemos y ahora es juntarse con los colegas a levantar kilos.”

¿Qué solución hay a eso?

“Lo que hace falta es formación cristiana. Se pueden hacer conferencias y mesas redondas, está muy bien, pero si montas un retiro espiritual ¿cuánta gente va? Los hermanos de base apenas van a eso. Las cofradías pertenecemos a la Iglesia, no tiene sentido que se haga un ensayo al lado de la iglesia y no se organice una oración ante los Sagrados Titulares. Luego hay cofradías sacramentales que el Jueves Santo se olvidan de la Hora Santa. Hay que tener inventiva para atraer a los hermanos a la fe.”

Habrá quien diga que eso merece la pena, que al menos los varales ahora están más llenos

“Es verdad que ahora parece que ya hoy problemas para llenar los varales. Pero yo veo el vaso medio vacío, la juventud no está por la labor del mundo cofrade. Los tronos de ocho varales de aquí a veinte años habrá que reducirlos a seis. También está el caso de la mujer, ¿por qué las mujeres se tienen que incorporar poco a poco a los varales?, ¿por qué no plenamente ya? Si una mujer da la talla y trabaja por derecho, no hay problema. Hay una juventud muy fiebre pero cada vez se cree menos. Las cofradías son una piedra de toque para acercar a la juventud a la Iglesia. Si de cincuenta personas, diez se integran y ejercitan su fe, bienvenido sea.”

¿Pecamos a veces de la cofradía de comportamientos poco cristianos?

“Cuando se juntan más de tres siempre hay pelea y las cofradías no son ajenas a eso. Siempre hay luchas de poder, en las cofradías se hacen enemigos terribles. Nos hacemos llamar hermanos y cristianos y después por la espalda nos tiramos los cuchillos más grandes. No nos comportamos siguiendo los preceptos de Cristo, existe mucha hipocresía, interés y gente que va a trepar y hasta crecer profesionalmente.”

“La supuesta estación de penitencia que se hace en la Catedral no tiene sentido, el cabildo no se está portando bien con las cofradías. El sentido original de las hermandades es hacer estación de penitencia, las cofradías tendrían que haberse plantado. También entiendo que con el nuevo recorrido todas tienen que pasar una detrás de otra y se hace más difícil, pero es que el recorrido tampoco tiene sentido.”

¿Debería haber hecho algo más la Agrupación de Cofradías?

“Salvo Pasión nadie dijo nada, me sorprendió que Viñeros no dijese nada. Pero la Agrupación debería haberse comunicado con el cabildo para que el paso por la Catedral no se haya convertido en algo que no tiene sentido. También me ha sorprendido que el Resucitado al final no salga de la Catedral después de todo lo que se ha hablado” 

Ya que hablas del nuevo recorrido oficial, ¿tiene vuelta atrás?

“No porque depende de muchos factores. Con las medidas de seguridad actuales es imposible, era una barbaridad la cantidad de sillas que había en Larios. Si hubiera pasado algo, las vías de evacuación no eran decentes. A mi este recorrido no me convence, es larguísimo, cansa a cualquiera y hace que el paso por la Catedral sea un paseo más. Pero a la hora de votar todo el mundo quiere seguir adelante con este recorrido, así que no creo que haya vuelta atrás.” 

El Stmo. Cristo de la Crucifixión antes de la entrada a la Catedral | Arturo Higueras

Hablando de críticas en el mundo cofrade, ¿crees que las redes se han vuelto extremadamente tóxicas”

“Las redes se usan mal, yo trabajo en las redes de 101 y siempre que doy mi opinión es con nombre y apellido. Que perjudicial son las redes cuando te puedes crear perfiles falsos para escribir la barbaridad más grande y que te rían las gracias. Se opina muy bien desde casa cuando nunca has estado en una albacería o una secretaría currando, la mayoría no saben lo que es estar en una cofradía trabajando de verdad”

“Falta mucha crítica constructiva, tenemos el ego muy grande y muchas veces no vemos nuestros propios fallos. A veces pecamos mucho de paganismo y nos centramos solo en el yo: lo mío es lo mejor y lo tuyo no vale nada”

Relativo a ese paganismo, ¿tienes la impresión de que se le quiere quitar el aspecto religioso a algo que fundamentalmente lo es?

“La Semana Santa es como un caleidoscopio, cabe todo. Pero hay ciertas personas que quieren quitar ese componente religioso de la Semana Santa y llevarlo solo a otros terrenos, hacer poco a poco que haya un descreimiento de nuestras raíces. Empezando por el día más importante, el Domingo de Resurrección al que mucha gente ni va. Parece que hay un interés por desligar la religión de la Semana Santa y convertirla en una fiesta más de primavera.”

Si tuvieras un deseo cofrade, ¿cuál sería?

“Que todos fuéramos más humildes y que nos dejáramos de hipocresía. Que fuéramos hermanos en Cristo, nos echáramos una mano los unos a los otros y nos pegásemos menos golpes.”

Si tuvieras que quedarte con un momento, ¿cuál sería?

“El encierro de mi Hermandad del Monte Calvario en la madrugada del Sábado Santo con el Santuario de la Victoria a oscuras, solamente iluminado por la candelería de la Virgen. Aunque llevo varios años sin salir, es un momento que siempre está conmigo. Tengo claro que volveré, cuando se estrene ese manto de Prini y bordado por Manolo Mendoza. Pero me quedo con esa imagen”